Este programa surge de la necesidad de permitir al alumnado sentir suyo el Patrimonio, ofrecerle la posibilidad de asumir que su identidad, en los diferentes niveles en que se configura, deriva de referentes patrimoniales que explican qué somos, cómo somos, por qué hemos llegado a ser así y cómo nos relacionamos con los demás. De ahí el nombre de Vivir y Sentir el Patrimonio, ya que se considera inseparable el binomio Patrimonio, cuyas personas que lo conocen, lo viven y lo sienten como suyo. 






SOBRE NOSOTROS 

¿Quieres suscribirte?